Las preguntas que debes hacerte antes de ir de compras:


-          Qué presupuesto tengo. Establece el mínimo y el máximo dinero que quieres invertir. Si quieres un bolso, sabes que uno de 5€ quizás no tendrá la calidad que estás buscando, pero por muy bueno que seas, no estás dispuesta a pagar 500€. O sí. Tú decides. 

-          Qué me falta en el armario. Me gusta ese bolso. Pero ya tengo uno de diario en negro, uno también en tonos neutros, uno de fiesta y uno de viaje. ¿De verdad necesito otro bolso? ¿No es mejor idea invertir el dinero en otra cosa? 

-          Qué colores me sientan bien. Si tu también ya tuviste tres camisetas de color mostaza cuando era tendencia, ya sabrás que es de los colores menos favorecedores que hay. Olvídate de las tendencias y fíjate en lo que resalta tus rasgos. 

-          Qué líneas me favorecen. Se lleva el oversize. Pero ¿seguro que este precioso abrigo ancho y largo no te hace parecer que has encogido? Y la tendencia top-crop, si tu punto fuerte no es el abdomen, quizás debería quedarse en la percha de la tienda. 

-          En qué ocasión voy a llevarlo. El vestido de encaje rojo te sienta de maravilla, te favorece los ojos y resalta la cintura,... pero no te lo pondrás en la oficina, ni con la familia, ni en las cenas con amigas,... si no sabrás cuando ponértelo. Y no te lo pondrás. 


-    

No hay comentarios:

Publicar un comentario