Locuras beauty

Me cuesta atreverme a cambiar, pero en el cambio de estación siempre me apetece hacer cosas nuevas, arriesgadas, atrevidas... en fin, locuras!

Pintarme un eyeliner amarillo o experimentar con nuevas sombras de ojos coloridas
Ir a un festival, bailar toda la noche hasta caer muerta y beber cerveza
Probar mil potingues y divertirme, pasarme horas en el baño cuidándome
Hacerme recogidos extremos, jugar con el pelo: tupés, trenzas, todo vale
Comprarme un enanísimo vestido amarillo chillón y lucirlo sin complejos
Hacer una escapadita a la aventura con una amiga (o con un amigo) y disfrutar del aire libre


Cubriendo la cabeza

Hay mil formas de llevar el cabello: suelto, recogido, semirecogido... y la última es: cubierto! Y hay infinidad de opciones:

 Una fedora blanca de algodón es ligera y deja transpirar el cabello. Apto para campo y ciudad
Un pañuelo atado en la cabeza dejando caer la melena por los laterales es perfecto para la playa

Nunca es suficiente

Hay cosas tan buenas que nunca las he hecho suficientes veces, como:
1- Comprar comida sana (picotear fruta es un capricho vitamínico)
2- Pasear horas y horas y horas por la ciudad (fortalezco los músculos, quemo calorías y descubro nuevos rincones)

3- Tener un capricho de belleza (parecerá un gasto prescindible, pero soy más constante en aplicar justamente esa cremita que huele tan bien)


4- Aprender una nueva receta (además de disfrutar con la comida, rompo la rutina de la dieta, y es más fácil de mantener cuanta más variedad)

5- Tomar un café con las amigas (tanto el café como las amigas tienen propiedades estimulantes) 

6- Cuidar la dieta (siempre es un buen momento para seguir manteniendo la línea, y sortear una tentación me da sensación de autocontrol y poder)

7- Estrenar algo (porque me hace sentir guapa llevar algo nuevo, y sintiéndome guapa se me nota por fuera)
 8- Regalar algo a alguien que se lo merezca (le traeré una revista a mi hermana la próxima vez que la visite)


9- Estar tumbada bajo el sol (con protección solar para no quemarme, pero sí broncearme, me relaja y me hace sentir bien)
10- Sonreir cada día (porque siempre se encuentran motivos para estar feliz) :) 



 

La piel al descubierto

Con el buen tiempo me apetece cubrirme menos y vestirme con prendas más ligeras, para dejar la piel del cuerpo más libre. Igual me pasa en el rostro, me siento cómoda con menos maquillaje, ya que mi piel consigue un tono bronceado.

Para sentir una buena piel necesito:

1- Exfoliación en la ducha con un guante de crin o un gel exfoliante.
2- Piedra pómez para los pies una vez por semana. ¡Y porqué no, una manicura roja!
3 - Gel refrescante para pies y piernas con un aroma a mentol super agradable.
4- Depilación laser en axilas, ingles y piernas. (a olvidarse para siempre de los pelos)
5- Body milk extra nutritivo para brazos, cuello y escote (donde da más el sol cuando paseo).
6- Decoloración en rostro y brazos (los pelitos rubitos se disimulan y potencian el bronceado). 
7- Hidratante más fluido que en invierno, en el rostro. 
8- Alguna sesión de rayos UVA, que además de broncear, reseca y reduce los granitos
 9- El primer día de playa, necesito haberme aplicado autobronceador para tener color
10- Para tener la piel bien elástica aplico aceite de rosa mosqueta, que además es regenerador